domingo, 29 de noviembre de 2009

APOLOGÍA DE LA INGENUIDAD

Terrible es que tengamos que vivir temerosos de los demás. Parece que soy necio al alejarme de la malicia y ser ingenuo. “¡Bobo!” Me dicen. “No harás más que sufrir. Nada bueno puedes esperarte de los hombres, pues homo homini lupus.” Yo a ellos les digo, ¡prefiero ser un bobo y padecer a vivir arrodillado ante los injustos! ¡Venid a mí si habéis, desgracias! ¡Antes cordero que lobo, cordero sin miedo a morir devorado!

Ellos viven siempre previstos, creen de verdad que su alerta los previene de ser cazados. Nadie los privará de lo que es suyo pues no duermen, dispuestos a vigilar todas las noches, atentos ante el refulgir de unos colmillos en la oscuridad. ¿Es que no veis que sois vosotros los necios? ¿Es que no comprendéis que sois cazadores cazados por vuestros miedos? Yo os conmino a acabar ya con vuestros pesares, a dejar de acunar ya a vuestros hijos, desconsolados como estáis por su desconsuelo. El juicio de las malas acciones se ha apoderado de vosotros, sois vosotros ahora los malvados ante los que os precavíais, pues vuestros corazones se han llenado de mezquina malicia, de inquina cautela hacia vuestros hermanos. ¡Dejad de temer, vosotros temerosos! ¡Comenzad a vivir con la vista puesta en vuestros pasos, en el bello mundo que os rodea, en vez de en los bolsillos de vuestras carteras! ¡Compadeced el mal, no lo temáis, pues tal mal no existe! ¡No os dejéis contagiar por la peste de la amargura! ¡Dejad de ser temerosos, y comenzad a ser temerarios!

Así habló J.J.

3 comentarios:

  1. Sin leer el final, o sea, la firma, había deducido el toque Nietzsche-camello. Aunque no sé si tiene mucho mérito.

    Pero te envidio (envidia sana, si es que la envidia puede ser sana). A ver cuando juegas a ser Lorca y saldas tus deudas con el mariconismo poético.

    PD: Necesito ayuda con los mapas geológicos.

    Topo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. El viernes pasado me robaron por tercera vez , en este año, en el metro... Creo que sigo tu máxima demasiado al pie de la letra, quizá debería vigilar más mis bolsillos...(Sé que tú texto va más allá de esto, pero tenía que decirlo...)

    ResponderEliminar