lunes, 25 de enero de 2010

Te dije que no las quería negras.

Porque un día como este es un día como cualquier otro. Naces, creces, te reproduces con tu mano y mueres. Te nutres si puedes, y los tipos como yo no nos relacionamos.

Pero podemos hacerlo especial. Es sólo cuestión de desviar tu atención de temas como la Realidad, la Existencia, o el Bien. Es sólo cuestión de concentrar tu deseo en algo que tú o tu dinero te puedan conseguir. Y después, conseguirlo.

Aceitunas. Aceitunas. Aceitunas.

J.J.

1 comentario:

  1. Oh sí, jota jota, así tu nombre suena al de algún personaje secundario de cualquier serie de los 90.

    Jota jota, pásate una aceitunilla.

    PD: Creo que éste es mi favorito de tus brillantes mierdas del blog.

    ResponderEliminar