miércoles, 16 de junio de 2010

Ange ou Dèmon

No me gusta. Que no, digo. Y quiero dormir. Sí, quiero dormir. Y callar a esta puñetera voz de mi cabeza que no sé a dónde quiere ir a parar. ¿¿Quieres enloquecerme?? ¿Eh? ¿Aún más? ¿Es lo que quieres? ¿No? Pues cierra el pico.

Pero no, no te callas, y me clavas tus palabras como metralla, y ya no puedo más, se me cansa el alma y ¿sabes? No puedo despertar, porque, adivina, aún no me he dormido. Y no lo he hecho porque no me has dejado, porque no soy normal y porque te odio, amigo, o amiga o lo que quiera Dios que seas. Ni siquiera sé, si la conciencia es como los ángeles, asexuada, como los niños alados, reflexivos y regordetes de Rafael. La mía, últimamente, parece una mujer de mediana edad depresiva y con ganas de amargar a todo el que se le cruce, y yo soy la persona más cercana.

Sí, no tiene sentido, pero me da igual, no sé ni cómo llamarte, o si sólo tengo que dejar de respirar…Sí, y dormir para siempre.

Odio mis noches en vela, me da por pensar. Y pensar, así, es malo. Enerva y mata. Me desconecta del resto de mí, me desmiembra.

Y mi cerebro no quiere saber nada de mí, porque dice que le maltrato. Es una nenaza débil que nunca supo cómo hacerme feliz. Creo que está pensando en la apoptosis o en algo similar. También le odio, como a ti y como a mí. Nos odio a todos. Y dime que no sabes por qué. Claro que lo sabes. Es así porque me habéis dejado aquí. Hale, alegría para mis venas muertas y tumefactas por las que ya no corre sangre porque te la llevaste contigo al salir.

Hasta aquí han aguantado mis nervios. No puedo más. Y déjame que piense que la culpa la tenéis los demás, por no estar nunca cuando me da por expulsar agua por los ojos (los autómatas no lloramos).

“Primum non nocere”, y esto tú (y aquí no hablo a mi mujer de mediana edad amargada) te lo saltaste a la torera, “Doc”. Y por eso soy como soy y estoy como quieres que esté.

Hasta aquí, sí. Tengo sueño.

. . . . . . . . . . . . . . .

“Esto sólo es una simulación escrita en estudio cerrado, no intente creer esto en casa”

image

. . . . . . . . . . .

3 comentarios:

  1. Sí tronca. Long you live and high you fly.

    ResponderEliminar
  2. Que no cunda el pánico, sabéis que me mola extender el drama y el caos de vez en cuando, dejazme hacer, que ya volveré...

    ResponderEliminar