miércoles, 2 de junio de 2010

Despedida

No sé si es temor a pensar,
mas prefiero no saberlo.

Creo que es cuestión de principios.
Uno está más cómodo dormitando.
Uno se cansa de no llegar
a ninguna parte caminando.

Tras un tiempo continuo de intentos
discretos de ordenarme,
me he rendido a la ingenuidad.

Esforcémonos por comprender
sólo lo inteligible.

He perdido la fe.
Dios lo entenderá.

J.J.

1 comentario: